20 de febrero de 2017

DIVISION, PITOS, TRISTEZA. PURO BARÇA


     Semana complicada la última. Se logró el pase a la final de la Copa del Rey pero el juego no fue bueno y es posible que la suerte nos hiciera un guiño para ayudarnos a lograrlo.

     Fuimos a Paris y salimos trasquilados, humillados y nos dejan con un pie y medio(o puede que más) en la calle, y cuando algunos rumoreaban(en voz baja para no parecer locos) la esperanza de remontar, llega el partido ante el Leganés y el modesto equipo madrileño nos da un baño en casa mereciendo, al menos, un empate, que se rompió gracias a un absurdo penalti(clarisimo pero absurdo) que Villanueva, esta vez, no pudo negarse a señalar.

     Y Messi con rabia logró el gol de la victoria sin celebrarlo, con cara de pocos amigos, en un Camp Nou que con su absentismo habitual apenas llegó a los dos tercios de aforo, se dedicaba a pitar y a insultar a los jugadores, en un ejercicio de amnesia que olvida que en los últimos 12  años hemos sido el club con más títulos de España y casi de Europa, con 4 champions, 8 ligas y 4 copas, ahí es nada.

     Evidentemente no pretendo decir que hay que aplaudir cuando se juega mal, ni que haya que vivir de esos 16 títulos(casi la mitad de los disputados) sin pensar en nada más, pero silbar a quien lo está intentando todo no parece el mejor remedio para conseguir que mejore.

     Nos hemos negado a ver que la plantilla envejecía, que el estilo tenía que mutar para reinventarse, que habia que fichar piezas importantes y no solo suplentes, y el resultado empieza a verse.


     Por fin parece que el cambio de ciclo está llegando y que en el puente aéreo han venido los peores vicios de nuestro rival. Malas caras, broncas con la prensa, entrenadores en la cuerda floja, y tristeza, mucha tristeza.

      La única ventaja que tienen allí es que Florentino tiene un palco que en Can Barça nunca podremos tener, y que allí se hacen negocios(Bárcenas dixit) que en el nuestro ni siquiera se plantean.

     Pero también es cierto que alli, cada partido van 90.000 personas a animar a los suyos, que en liga copa y Champions(de pago, por cierto) nunca hay entradas, y que forman un ambiente que en el Camp Nou solo vemos cuando vienen los blancos, y si pidiéramos el dni a los que acuden al campo nos sorprenderíamos de la escasez de coincidencias con el carnet de socio.

     ¿Qué nos está pasando? ¿Hay solución? ¿Volveremos a los fichajes de cada temporada, a los "aquest any si" de mi juventud, a celebrar una copa como un éxito?

     Ayer, ante un Leganés ordenadito, que por algo es una de las cenicientas de la primera división(con el mérito que esto de por sí tiene en una ciudad pequeña) vimos a un Barça irreconocible, con 10 extranjeros, en el que la cantera se limitaba a Messi, Rafinha y Sergi Roberto, y en el que el estilo parece haber pasado a mejor vida, sin que la nueva idea acabe por imponerse.

     Y Luis Enrique, con rostro agotado, parece un alma en pena, dedicada a la bronca con la prensa y cuyas ideas parecen haber desaparecido, parecen haberse congelado, y da la ensación de que  el equipo ha dejado de creer en él.

     Que la Audiencia vuelva a imputar al Barça, a Bartomeu, a Neymar y a todo lo que se mueva, no es más que la consecuencia de lo comentado unas líneas más arriba, y tampoco merece la pena entrar a discutirlo. Ya hace tiempo que muchos pensamos lo que pensamos de estos temas y se confirman nuestros temores.

     En el fin de semana hemos vuelto a ver, esta vez en baloncesto, un nuevo ejemplo de lo que es capaz de hacer un palco y de lo que influyen en los árbitros que alguien les reparta unos buenos abrazos. Un abrazo bien dado ayuda a que un colegiado no vea a Llull pisando una linea y permitiéndole ganar un partido que el Andorra ya había ganado en la cancha.

     Me da la sensación de que vienen malos tiempos, que vamos a pagar en el terreno de juego (y en lo que no es terreno de juego) los apoyos extra deportivos, perfectamente legales, pero tristemente molestos para quienes deciden, y puede que como José y Putifar, empecemos a ver unas vacas flacas acercándose en el horizonte, y empecemos a temernos lo peor.

     Mucha división, silbidos y tristeza. Y Messi sigue sin renovar.


     Puro Barça

10 de febrero de 2017

¿Y EL BARÇA,QUE, OTRA VEZ CAMPEON DE COPA?


Editorial de ayer  del programa El Penalti para para aquellos que no la escucharan.

Que el árbitro ante el Atleti se llamara Jesús Gil era un mal presagio. Y al final, más que a Jesús Gil acabó pareciéndose a Imperioso,  o a aquel famoso caballo de Atila del que  se decía que tras su paso ya no crecía la hierba.

El ínclito Jesus  Gil puso el listón a distinta altura, bajo para los rojiblancos y altísimo para los azulgrana, y superar ese listón no fue sencillo.

Los del Cholo Simeone salieron con el cuchillo entre los dientes y arrinconaron al Barça durante media hora, pero se salvaron los muebles y el gol de Suárez dio luz, tal vez inmerecida, a un juego poco atractivo, de épica más que de estética, de pelotazo mas que de buenos pases.

Un Barça que no llevaba smoking pero que fue capaz de lucir con orgullo el mono de trabajo, y que dejó decepcionados a muchos de la línea purista, pero más felices que el año pasado,  cuando ante el mismo rival en Champions, nos eliminó un error arbitral que no quiso ver un manotazo en el area rojiblanca. Tal vez eso animó a Simeone a pensar que en Europa lo tienen mas facil.

Y luego vino el show arbitral. Error tras error, amarillas absurdas que obligaron a expulsiones, un penalti de los de plató de Estudio estadio, y un gol legal anulado a los rojiblancos, hasta que tras 5 minutos de descuento nos llevó a otra final, la cuarta consecutiva, la séptima de las 9 últimas ediciones.

Pero poco se va a hablar en ese periodismo de bufanda de dicha gesta, y todo ha quedado oculto por el griterío de un gol mal anulado, tras el silencio cómplice de los mismos que en el gol de Griezzman en la ida  miraron para otro lado e ignoraron la agresion salvaje de Filipe Luis que Gil Manzano perdonó.

En resumen, una nueva final, ante un rival complicado, el Alavés y en un estadio que aún no es oficial.
 
Lo que es seguro es que en el Bernabéu estarán de obras como en los últimos años.

Este año ya debe de tocar poner Jacuzzi en los aseos.





29 de enero de 2017

TECNOLOGIA O ARBITROS HONRADOS(MEJOR TECNOLOGIA)


     Empiezo por decir que el Barça no mereció ganar en el Benito Villamarín. El Betis fue mejor, peleó por el triunfo y los nuestros correteaban por el campo como si estuvieran disputando un partido de verano. Sin chispa, sin ganas, ausentes, las mejores oportunidades beticas llegaban de nuestros pasecitos a Ter Stegen.

     Y tan solo cuando el Betis marcó, el Barça se fue hacia adelante como si le importara algo el partido, demostrando una falta de interés que es dificil de entender.

     Pero eso no tiene que ver con los ¿errores? arbitrales.

     Es dificil creer que el árbitro no vio que el balon traspasó 40 cm la linea de gol, casi imposible. Afirmarlo es tal vez exagerado, pero algun interés tendrian el colegiado o sus ayudantes en no verlo.

     Pero es imprescindible que el ojo de halcón se implante en nuestro futbol como lo esta en Inglaterra, en Italia y en Alemania

     No todo puede estar en manos de unos elementos que cambian de criterio en función de quien es el rival, que son tan complacientes con los blancos y tan duros con el Barça.

     Hoy se ha jugado mal, de pena, casi tan mal como el Real Madrid ante el Málaga pero allí los errores fueron para ellos, y aqui contra nosotros.

     El viejo aforismo arbitral se está convirtiendo en "unas veces les dan y otras nos quitan", y empezamos a estar hartos de que semana tras semana todo siga igual.

     El Barça ha de replantearse si vale la pena seguir asi. Si vale la pena seguir en silencio esperando que nos sigan atracando, que se sigan riendo de nosotros, que sigan haciendo mofa de un club histórico.

     Bartomeu, amic, president: no podemos seguir en ese silencio y si por protestar nos persiguen, no será ,mucho peor de lo que nos está pasando callados.

     Hoy puede ser un dia especial porque es posible que el gol no concedido de paso a que veamos tecnologia y que en el campo gane el mejor y no el que digan tres tipos que ni siquiera son conscientes del daño que le hacen a este deporte.

     Aqui se da por hecho que los arbitros van a arbitrar honradamente, o sea que mejor pongamos ya la tecnologia.

Por si aun nos sigue interesando salvar este deporte de la corrupcion y de las trampas
 

16 de enero de 2017

SERGIO RAMOS LE DA EMOCION A LA LIGA



     Tras la semana de declaraciones sobre la renovación de Messi, patochadas de Oscar Grau y Gratacós incluidas, Leo demostró que sigue con hambre, que sigue siendo el mejor por mas que algunos se entretengan dándole premios a otro.  

 El 5-0 ante la U.D.Las Palmas fue un bonito espectáculo en el que se fallaron muchos goles y el meta canario evitó unos cuantos mientras Ter Stegen solo tocó el balón con los pases de sus defensas.

Y fue un recital arriba con Suárez en racha, André Gomes aprovechando los minutos y Aleix Vidal demostrando que Luis Enrique se equivoca manteniéndolo en el ostracismo y en su gol hubo cierto mensaje reivindicativo.

      Pero lo mejor estaba por llegar. En el Sanchez Pizjuan, un Madrid asustado, defensivo, no pasaba del empate ante el Sevilla y apareció el colegiado para regalarles otro penalti, para que supiéramos que Cristiano estaba jugando y anotara su cuarto de la temporada en liga desde el punto fatídico para casi todos, salvador para el Madrid.

     Pero Sergio Ramos, que llevaba 85 minutos recibiendo silbidos e insultos(ante el enfado de muchos periodistas que consideraban libertad de expresión cuando se los dedicaban a Piqué) se marcó en propia puerta en un fallo extraño para el de Camas, que resucitó al Sevilla y le dio ánimos para intentar el milagro.

     Y cuando ya los culés rezábamos para que acabara aquello, temerosos de un nuevo penalti, de un cabezazo pasado el tiempo o de cualquier otra cosa de las que los blancos acostumbran a disfrutar, llegó el fallo de Benzemá, la mala decisión del propio Ramos y la cantada de Keylor ante el disparo de Jovetic, quien ya ha justificado su fichaje.

     La liga recupera cierta emoción, y los culés volvemos a soñar. Y todos expectantes con la renovación de Messi, en la que muchos especulan con las cantidades, y tal vez prefieren no pensar en que los temores del argentino se basan más en decisiones judiciales que en el propio dinero a cobrar.

     Pero bueno sería que personajes como Oscar Grau, ansiosos de su minuto de gloria, trabajaran en silencio para garantizarles a los aficionados la continuidad de Leo, sin comentarios fuera de contexto, sin palabras ambiguas, dando seguridad.

     Ayer los aficionados azulgranas compartimos con "la familia roja y blanca del Sanchez Pizjuan" su alegría, y disfrutamos viendo que como en su himno,  "su futbol nunca se rinde" y que el minuto 93 no siempre cumple el guion establecido.

     Y es que Sevilla, hasta en eso, tiene un color especial. Y ayer los colores se los sacaron a los rivales. Y a ciertos comentaristas que ignoran que narran para una emisora que no es RMTV.

     Aunque ellos parezcan cobrar del mismo sitio.