12 de octubre de 2018

LA LIBRETA DE VALVERDE



                       
Empate y gracias. En Valencia volvió el equipo de la liga. Eran los mismos que ante el Tottenham, pero volvieron al estilo, a jugar andando, a un rosario de pases, casi 1000, de los que  solo un par llevaron peligro.

Volvió  lo peor de aquel gili taka, sin la menor profundidad, y haciendo del bostezo una costumbre, y de esta costumbre la triste realidad.

Y de nuevo, salieron dormidos, y encajaron un gol en la primera jugada. , Luego Messi despertó y decidió jugar un rato, apenas un cuarto de hora hasta empatar, y a partir del empate, a descansar, como si el resultado les pareciera extraordinario.


Y andando, porque cuando Messi se pasea los demás le acompañan en la excursión, y desde el banquillo encefalograma plano. Ni una sola idea, ni una sola modificación, ni un solo cambio hasta el 82.

Mala pinta tiene este Barça que parece cansado, y sin razón, que tiene en el banquillo a gente que se va desmotivando, con ganas de correr, de pelear, de luchar por los balones y ven, desesperados, que siempre juegan los mismos, corran o no, anden o paseen, que a algunos les sobran las botas y les falta una sombrilla y un poco de crema para que el sol no les afecte.

Y habrá quien podrá decir que aun asi, vamos por delante de los dos grandes rivales, y que ganando en la próxima jornada al Sevilla recuperaremos el liderato, pero lo que parece que no vayamos a recuperar nunca es la ilusión, y con el calendario que hemos tenido, lo normal sería sacarle 7 puntos al siguiente.

Ha vuelto el  equipo ramplón, falto de ideas, que en el banquillo parece no tener a nadie, y cuyo  entrenador asiste  como un zombie  al triste espectáculo sin tener soluciones, porque cuando consulta su libreta, se encuentra una hoja en blanco.

Son ya  demasiados los  equipos que conocen como romper el triste tiki taka, muchos los que saben que el Barça es como un Aquiles, del que todos conocen su punto flaco.

Y lo que es peor, parece  llevar en su talón una diana fluorescente.

25 de septiembre de 2018

EL ASESINATO DEL VAR



   

         
     La verdad es que llegué a pensar que el VAR podía funcionar. Al principio dudaba de su eficacia, pero tras verlo en el Mundial empecé a creer que podía ser la solución.

     Luego en la supercopa le dieron gol al Sevilla a pesar de que el juez auxiliar lo había anulado, y a pesar de que me perjudicaba, me alegré, porque venía para eliminar errores.

     Y durante las primeras 4 jornadas, en una nos benefició y en otra nos perjudicó, y al gran rival le dio dos puntos ante el Español que en directo no lo parecían.


     Pero seguí creyendo. Hasta que el domingo, el VAR recibió una cornada de las que te meten el pitón hasta el fondo y cuesta recuperar la respiración.


     Una jugada que pasa desapercibida, un plantillazo de un jugador del Girona y en la caída Lenglet mueve peligrosamente el codo. El propio jugador visitante pide disculpas y todo parece continuar.

     Y de repente, saltándose todos los protocolos, alguien en Madrid, alguien de Madrid, puede que alguien del Real Madrid, decide dar un toque de atención y ve, a cámara lenta, fotograma a fotograma, lo que quería ver antes del pitido inicial.

     Y el colegiado,  Jesús Gil Manzano  ve el cielo abierto. Ya ni siquera es culpa suya, pero su historial arbitrando al Barça aumenta. En 19 partidos  5 expulsiones. Al Real Madrid en 21 jamás le expulsó a nadie.

     Y en Madrid, en Valdebebas, Del Cerro Grande fue el cómplice, el cooperador necesario, fue quien le dio el aviso a su "amigo" para que entre los dos le dieran una puntilla al VAR, de que le echaran unas paladas de tierra en su ataúd.


     Porque el VAR no se hizo para que TODOS los partidos los arbitrara uno desde Valdebebas, se hizo para que aquello grave y claro que el arbitro no haya visto se pueda rectificar.


     Y alrededor de 40 periodistas de diferentes medios han llegado a la conclusión de que la mitad ve agresión y la otra mitad, no. Y eso excluye las jugadas en las que el VAR interviene.

     Pudo ser un gran invento, pero al final todo acaba en manos de los mismos, y cuando se juntan Gil Manzano y el Barça, y le añades a un árbitro madrileño(puede que madridista) tomando decisiones, desaparecen las ilusiones de llegar a creer en la justicia arbitral.

     Pero ya dicen en Asturias, que el que paga al gaitero elige la canción.

     Salvo que pongas a gaiteros con nuevo repertorio

2 de septiembre de 2018

POBRE CRISTIANO


                                             



El estaba convencido de que los trofeos que le daban era por sus merecimientos, que inundaba su vitrinas de nominaciones y que los periodistas le votaban porque era el mejor.

Como un Narciso moderno miraba su rostro en el agua y se enamoraba cada día más de sí mismo, y su cohorte se disputaba el honor de lanzarle el piropo más exagerado aunque fuera el menos creíble.
Y su espejo, aunque no era mágico le seguía diciendo que era el mejor.

Y fue tan valiente que se atrevió a desafiar al ser superior y pensó, inocente, que saliendo del Real Madrid seguirían sus premios.

Y nunca le citaron aquel viejo refrán asturiano que dice que el que paga al gaitero elige la canción.

Pobre Cristiano. No se lo esperaba. Tantas veces ganándole a Messi con los votos, tantas veces cambiando las normas para que le beneficiaran, tantas veces llevándose premios de esa manera que pensó que nada cambiaría.

Pero llegaron los premios de la UEFA y él ya no vestía de blanco, y la “vechia signora” no tiene tanto poder en las cloacas.

Y ganó Modric. No podía ganar Keylor porque la moda ahora es Courtois, Ramos no tiene nivel y sería muy extraño, pero Modric cumplía los parámetros.

Y Cristiano se quedó en Turín, mirándose al espejo, convencido de que había sido una venganza, y envió a Mendes para que lo verbalizara.

Y en Madrid, alguien sentado en un sofá, acariciaba un gato sonriendo.

Y atreviéndose a decirle al que le servía la copa:


Si me lo propongo, el próximo es Mariano

29 de julio de 2018

PERO VAN EN TURISTA



     Se quedaron sorprendidos. Al final resulta que la marcha de Cristiano tenía doble fondo y es que el portugués iba a aceptar dos años de cárcel para, precisamente, no entrar en la cárcel, y si le volvía a pasar algo parecido con otra declaración, el peligro era claro.

     Aún recordamos como Messi, por menos dinero y un delito parecido, acaparaba portadas de toda la prensa de Madrid, pero en esta ocasión necesitaban desviar el tiro, algo como el master de Cifuentes en la Sexta(ahora le toca a Casado) para no hablar de gasto en clubs de alterne, de robo a los parados o del 3%.

     Y surgió la idea,. Resulta que el Barça, por primera vez en la historia de un club de fútbol, invitaba a las chicas del femenino a una gira por EE.UU. con el equipo masculino, lo que no deja de ser un sueño para esas chicas, que, valientes, son capaces de dejarse la piel en partidos con pocos espectadores(aunque cada vez son mas) y cobrando menos que un jugador malo de segunda.

     Y precisamente los que desde sus púlpitos son incapaces de sacar una noticia que hable de ellas, los que cada noche, cada dia, cada tarde, en sus emisoras, en sus diarios o en sus programas de la televisión, las ningunean, ahora, de repente son sus defensores y se molestan porque van en turista mientras el equipo masculino va en bussines.

     No se han preocupado de averiguar si era cierto que la gira del primer equipo estaba concertada hace meses y que ya no quedaban asientos, no se han preocupado de saber si alguna vez algun otro equipo habia gastado un pastón en llevar a un equipo femenino de gira.

     Y lo que es peor, desde sus bufandas blancas y descoloridas, nunca han criticado que el club de sus amores ni esté ni se le espere en esa liga femenina.

     Ahora por fin han entrevistado a las jugadoras del club, que contra el pronóstico de quienes lo recomendaron, han dicho que ellas con tal de ir iban como fuera, que el Barça es el club que con diferencia mejor trata a las chicas, y que esto no era mas  que una excusa para sumarse a una falsa polémica sobre el machismo.

     Aunque tal vez si de machismo se tratara, deberíamos todos ver cuantas horas, cuantos minutos, cuantas páginas se dedican a ellas y cuantas a ellos, que mas o menos viene a ser proporcional a los ingresos que generan ellas y los que generan ellos, y probablemente, entonemos el mea culpa todos, a lo que nosotros dedicamos a leer, escuchar o ver, en cuanto a noticias de unos y de otras.

     Y los que desde jóvenes hemos dedicado tiempo al deporte femenino, cuando nos decían que las chicas debian hacer ballet y voley, a los que hemos puesto un granito de arena(en baloncesto en mi caso) cuando nuestras chicas solo soñaban en clasificarse alguna vez para un evento, verlas en futbol, en baloncesto, en balonmano, en waterpolo  y en tantas cosas, triunfando por todo lo alto hoy nos sentimos, siquiera por ese granito, orgullosos de esas victorias, y nos sentimos molestos de que los que hacen zapping cuando emiten deporte femenino, hoy critiquen al Barça que en esto es pionero y que no merece esos calificativos, y menos viniendo de quienes vienen.

     Y es que el fútbol es machista, el deporte es machista y aunque no sea politicamente correcto, lo que les da dinero a las empresas, a los clubs y a las televisiones son los hombres, y el gesto del Barça de unir, de recortar siquiera levemente la distancia, de andar un pasito juntos para visibilizar el futbol femenino, merecía algo más que incomprensión.

     Y el Barça es una presa fácil informativamente hablando, y siempre hay cuervos acechando disfrazados de periodistas.

     Y ahí los tienes, dejándose llevar del ronzal por el que manda, porque de su obediencia, como el burro en la noria, depende su alimento.